Busca sobre tu salud

Ingreso al correo corporativo - Solo personal de Salud Consulta

Webmail

SALUD CONSULTA

Servicios y Asesorías

Consultas generales

It is our duty and responsibility to acquire knowledge and training with regarding health & medication

Control de salud

Medical records are an important part of a patient's medical treatment. It is a record that contains a medical

Expedición de Recetas

For patients and their families, confronting a life-limiting illness can be an extremely difficult challenge

Asesoría a viajeros en Salud Internacional

The main goal of our clinic has always been providing exceptional patient care 24 hours per day, 365 days

Asesorías remotas para consultas médicas rápidas

The realizability of our solutions is provided by mandatory training of personnel for the introduction

Asesoría en uso de suplementos dietéticos para deportistas

High medical technology, often abbreviated to high tech is technology that is at the cutting edge

QUIÉNES SOMOS

SaludConsulta es un proyecto de bien social dirigido a toda la población donde los usuarios pueden recibir asesoría médica y recibir recomendaciones médicas online a un bajo costo económico. 
 
Sus consultas una vez aprobadas por nuestro equipo son redirigidas al Doctor quien la evaluará y emitirá su criterio. Al realizar el pago, su consulta obtiene la categoría de alta prioridad y garantizamos el seguimiento de su consulta médica. 


En menos de 1 hora recibirá respuesta y asesoría a su consulta, todo a través de mensajería instantánea, correo electrónico o videoconferencia, evitando así tener que movilizarse hasta una clínica o consultorio a través de agobiantes congestionamientos.

Haz tu consulta

CONSULTA
NUESTROS
EXPERTOS

Nuestra experiencia es nuestra garantía

Realizar una consulta

TESTIMONIOS

ARTÍCULOS DESTACADOS

Lesiones del corredor
 
Correr, ayuda a mantener la salud y condición física, pero además representa riesgo de lesiones, aun haciendolo de forma disciplinada y correcta.
 
Cada vez mas  aumenta el número de personas que salen a correr de forma regular,
pero la mayoría de la gente que lo practica no conoce todas las lesiones que puede provocar este deporte, siendo muy importante acudir a un profesional de la fisioterapia especializado en fisioterapia deportiva para poder evitar lesiones en el futuro.
 

Las lesiones más comunes entre los corredores son:
 
Rodilla del corredor
 
Esta lesión produce una inflamación del cartílago que encontramos en la parte posterior de la rótula, está localizada en el centro de la rodilla. Acostumbra a aparecer en corredores de largas distancias, en personas que están largos períodos sentados o bajando cuestas.
 
Fascitis plantar
 
Se trata de una inflamación de la fascia de la planta del pie. La fascia absorbe los impactos, si dichos impactos son fuertes y se dan de forma repetitiva pueden provocar la inflamación del tejido y provocar dolor.


 
Tendinitis del tendón de Aquiles
 
El tendón de Aquiles une los gemelos con el talón, como causa de un esfuerzo excesivo, una técnica de correr incorrecta o demasiada tensión se inflama provocando una tendinitis del tendón de Aquiles.
 
Periostitis tibial
 
El dolor se focaliza en la zona de las espinillas. Es provocado, mayoritariamente, por el impacto sobre las piernas, también pueden influir la postura y la técnica de carrera. Se trata de una inflamación del periostio que es el tejido que recubre el hueso, en este caso en la tibia.
 
Síndrome de la banda iliotibial
 
El dolor provocado por esta lesión aparece en la parte lateral de la rodilla, su causa es el rozamiento de forma repetida de la banda iliotibial con el fémur.
Acostumbra a darse en personas que están empezando a practicar el running aunque también puede aparecer el corredores que hayan cambiado sus zapatillas, que hayan aumentado los quilómetros muy rápido o que se entrenen en pista o bajando cuestas.
 
Fractura por estrés
 
La fractura por estrés es una de las lesiones más graves de los corredores. Esta lesión se produce a través de un proceso lento y de forma progresiva, con la repetición de los impactos de la carrera se producen pequeñas roturas en el hueso, estas pequeñas roturas pueden desencadenar una fractura completa del hueso por estrés.


Salir a correr puede provocar también dolor en la zona lumbar a causa del impacto, entre otras dolencias.
Es importante que en el momento en que decidimos empezar a practicar el running, o cualquier otro deporte, acudamos a un profesional para que nos dé unas directrices para adquirir unos buenos hábitos que nos ayudarán a evitar lesiones y así practicar mejor el deporte escogido.
 
 

¿Son los suplementos realmente necesarios?
 

Los suplementos nutricionales son un clásico de los botiquines en nuestro país. Muchos de nosotros hemos tomado en algún momento al menos un complejo multivitamínico, pero lo preocupante es que en muchos casos se hace sin prescripción médica.
 
En algunos países se han realizado encuestas encontrando que entre personas de 18 y 74 años de edad por sus hábitos nutricionales y han descubierto que en promedio el 30% de los encuestados declaró estar tomando en ese momento algún tipo de suplemento, estos resultados se pueden extrapolar a Panamá, aunque probablemente sean mas altos debido a la cultura consumista del panameño, independiente de su situación socioeconómica.
Los más consumidos son los supllementos de calcio, omega 3, magnesio-potasio, vitamina D, multivitamínicos, vitamina C, hierro y los de vitamina B. Otro dato curioso  es que usualmente aquellos consumidores que tienen mejores hábitos alimenticios son los que optan más por este tipo de productos.
 
Según varias autoridades innternacionales de salud y en mi opinión personal, los suplementos alimenticios, cuando no hay enfermedad asociada o desnutrición, son completamente INNECESARIOS y suponen un gasto de dinero inútil para el consumidor.


 
Cuidado con tomar de mas…
 
Además de innecesarios pueden resultar, en algunos casos, dañinos para nuestra salud. Por ejemplo, en el caso del calcio, dosis elevadas pueden ocasionar hipercalcemia, que se manifiesta con estreñimiento, náuseas, arritmias y cólicos y piedras renales. Unos síntomas muy parecidos a los de la sobredosificación de vitamina D. Pasarse con el potasio y el magnesio puede ocasionar alteraciones digestivas, neuromusculares y del sistema nervioso central además de arritmias cardiacas. En el caso de la vitamina A, en exceso, puede provocar cansancio, alteraciones hepáticas, pérdida de peso, estreñimiento, dermatitis, abortos y malformaciones fetales. Y la ingesta desproporcionada de vitamina E puede provocar alteraciones de la coagulación.
 
Entonces, ¿en qué casos están indicados los suplementos? De acuerdo con los especialistas, cuando, a pesar de seguir una dieta equilibrada, existen deficiencias de uno o varios nutrientes en el organismo. Pero estos déficits deben ser correctamente diagnosticados con las pruebas pertinentes por parte del médico de atención primaria o de un médico especialista que nos orientará en el tratamiento.
 
Las causas más comunes de esta falta de vitaminas y/o minerales son el consumo reducido de estos nutrientes (dietas desequilibradas, falta de recursos económicos), las pérdidas intestinales (enfermedades digestivas, procesos quirúrgicos) o el mal aprovechamiento por parte del organismo.
 
Los expertos aseguran que con una alimentación variada y equilibrada es suficiente para cubrir los requerimientos nutricionales diarios. No debemos obsesionarnos con los suplementos nutricionales si hacemos una dieta variada, rica y equilibrada. En todas las tiendas podemos encontrar magníficos productos frescos, de temporada, ricos nutricionalmente y sabrosos, que son una excelente fuente  de vitaminas y minerales.
 
Dónde encontar vitaminas y minerales en la dieta
 
1.- Calcio: La leche, los lácteos en general, son la fuente más eficiente de calcio, el mineral que necesitan nuestros huesos para mantener su densidad. También se encuentra en las sardinas y anchoas, en los vegetales de hoja verde, como acelgas,  o espinacas; legumbres (garbanzos, lentejas y habichuelas) y en frutos secos como la almendra.
 
2.- Omega 3: El omega 3 es grasa, pero de la buena. Su consumo se ha relacionado con una mejor salud cardiovascular: disminuye los triglicéridos, puede contribuir a mantener los niveles normales de colesterol, tiene un efecto hipotensor y actúa como vasodilatador. Otros estudios han asociado su ingesta con un efecto protector a nivel neurológico e incluso en problemas oculares como la retinopatía o la degeneración macular. La fuente principal de estos ácidos grasos es el pescado azul (salmón, caballa, atún, sardinas, boquerones), aunque también está presente, en menor proporción, en pescados blancos, aceites vegetales, nueces y verduras. Con dos raciones de pescado azul a la semana podemos adquirir la cantidad necesaria de omega 3.
 
3.- Magnesio: Este mineral es esencial para la asimilación del calcio y de la vitamina C, La mayor parte del magnesio de la dieta proviene de los vegetales. Puede encontrarse en frutos secos (almendras, avellanas, pistachos, nueces), legumbres (garbanzos, guisantes, lentejas), acelgas, espinacas, maíz, chocolate, pan integral, y en los langostinos y gambas.
 
4.- Potasio: Interviene en la contracción muscular durante la actividad física, pero también es un importante protector del corazón. El tomate, las frutas secas, las legumbres, los aguacates, los champiñones, y las frutas y verduras en general son buenas fuentes de este mineral. Cinco raciones diarias de vegetales cubren las necesidades de potasio.
 
5.- Vitamina D: La vitamina D contribuye a la absorción del calcio y juega un papel importante en los sistemas nervioso, muscular e inmunitario. Una deficiencia de esta vitamina puede llevar a enfermedades de los huesos como osteoporosis o raquitismo. La encontramos en la yema de huevo, pescados azules (salmón, atún y caballa) o en la leche y el queso. También se obtiene a través de la exposición al sol.
 
6.- Hierro: Una de sus principales funciones es transportar el oxígeno a las células. La falta de este mineral es lo que provoca anemia ferropénica. Lo contienen en gran proporción las almejas, carnes rojas, el hígado o los pistachos. Se absorbe mejor el que procede de animales. Lo ideal es que cuando comamos un alimento rico en este mineral tomemos otro con vitamina C porque mejora su aprovechamiento.
 
7.- Vitamina B: Las vitaminas del grupo B son B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B3 (niacina), B5 (ácido pantoténico), B6, B7 (biotina), B12 y ácido fólico. Contribuyen al proceso de obtención de energía de la comida y la formación de glóbulos rojos. Se encuentra en el pescado, pollo, ternera, huevos y productos lácteos. Los vegetales de hojas verdes y habichuelas también las contienen.
 
 
Dr. Israel H. Cedeño-González

Varios organisamos e investigadores han advertido, tras realizar varios estudios sobre el uso y abuso de las estatinas que se utilizan para reducir el colesterol, que hay que evitar recetar estos fármacos de manera indiscriminada. Y es que, aunque en algunos casos el beneficio de tomarlos es mayor que los riesgos, no hay que olvidar que provocan una serie de efectos colaterales en el organismo.

¿QUÉ OCURRE AL TOMAR MEDICAMENTOS PARA EL COLESTEROL?

No hay ningún medicamento que sea completamente inocuo para el organismo.  Cuando el médico decide recetar un medicamento debe  valora si es mayor el beneficio que el riesgo de tomarlo tomando en cuenta el historial de cada paciente.

Es por eso que es tan importante que siempre sea el médico quien prescriba el medicamento, nunca, por "inofensivo" que te parezca el fármaco, debes medicarte por tu cuenta.

En caso de las estatinas, pueden afectar de las siguientes formas:

Dan lugar a dolores musculares

Hasta el 30% de las personas que se medican con estatinas para controlar sus niveles de colesterol en sangre sufren dolores musculares a diario, sobre todo en la espalda, pantorrillas, glúteos y muslos.

Aunque no debes dejar esta medicación por tu cuenta sino que debe ser el médico quien te lo aconseje, llegado el caso, estas molestias musculares desaparecen a las dos semanas de dejar el tratamiento con estatinas.

Los dolores musculares aún pueden ser más fuertes si te estás tratando con otros medicamentos.

Afectan al sistema digestivo

Puesto que estos medicamentos ponen a prueba a tu hígado –y en algunos casos lo dañan–, es normal que aparezcan también todo tipo de alteraciones digestivas. Es frecuente sufrir digestiones lentas, malestar abdominal o reflujo. De hecho, cuando se toman de forma regular, se recomienda someterse a exámenes periódicos para comprobar que las enzimas hepáticas (transaminasas) no se han alterado.

Alteran el sueño y la memoria

Confusión, olvidos y pérdida de memoria son algunos otros síntomas que notan las personas tratadas con estatinas. Por suerte, estas alteraciones cognitivas desaparecen cuando se suspende el tratamiento.

Alteración deldescanso nocturno, así como mareos, visión borrosa, erupciones cutáneas y dolores de cabeza forman parte también de las quejas de los pacientes que toman estatinas.

Si aparecen, háblalo con tu médico porque deben evaluar si las molestias son tan fuertes y constantes como para justificar el cambio de tratamiento anti-colesterol.

Pueden desencadenar la diabetes

Según algunos estudios, esta es otra de las consecuencias que puede producir el tratamiento con estatinas, y sucede si se toman a largo plazo durante más de 4 años y en dosis elevadas.

Riesgo de cataratas

Un estudio publicado en la revista JAMA Oftalmology demostró que quienes toman estatinas tienen un 27% más riesgo de sufrir este problema ocular. Si tienes antecedentes y te dan la opción de cambiar de hábitos para controlar el colesterol sin medicamentos, sigue el consejo.

¿CUÁNDO HAY QUE TOMAR ESTATINAS?

En EE. UU., donde la "cultura de los buenos hábitos" es escasa, cada vez se recetan más. En nuestra región, el 30 a 40% de las personas que tienen colesterol alto solo usan fármacos para bajarlo.

Sin embargo, en un alto porcentaje de casos, el colesterol se controla con dieta y ejercicio. Y según las estadísticas internacionales el 34% de los que toman estatinas tienen menos de 240 mg/dl de colesterol, unos niveles fácilmente modificables (en la mayor parte de casos donde no hay otras patologías asociadas) cambiando de hábitos.

Los médicos suelen recetar estatinas en situaciones como:

  • Si se suman varios factores de riesgo. Si además de tener el colesterol elevado sufres diabetes, tienes la presión sanguínea alta, eres fumador, sedentario y los hábitos de vida no son suficientes para controlar estos aspectos, es probable que el medico valore recetarte estatinas para reducir tu riesgo cardiovascular.
  • Si el colesterol elevado es "familiar" y su nivel es muy elevado (suele diagnosticarse durante la infancia). En ese caso la "fábrica" de colesterol en el organismo está alterada y genera demasiada cantidad. Por eso, aunque se controle la dieta en estos casos, a veces no se logra reducir los lípidos.
  • Según los niveles de las transaminasas. El tratamiento con estatinas eleva las transaminasas, que intervienen en la función del hígado. Por ello, si estas están elevadas antes de iniciar el tratamiento, conviene valorar si conviene tomar estatinas, o no. Es un valor que aparece en los exámenes de sangre.

Recuerda, una dieta balanceada y ejercicio físico te puede ayudar a controlar los niveles de colesterol, evitando la exposición a los posibles efectos secundarios de los medicamentos.